El equipo como embajador de marca: 100 son más que 2

Autor: Alba Burillo

Podría aventurarme a decir que casi todos los responsables de talento están de acuerdo, a día de hoy, en que la marca del empleador tiene un impacto significativo en la capacidad para atraer y mantener talento. Un presupuesto de selección puede ayudar a mejorar los resultados de su contratación, pero una marca de empleador jamás será efectiva a menos que se comparta de manera auténtica. ¿Y quién mejor para compartir que el propio equipo? ¿Un embajador?

Atraer talento ya no es solo una estrategia y obligación de Recursos Humanos. Esta frase se puede extrapolar a más áreas. Por ejemplo, atraer clientes no solo debería ser responsabilidad de los comerciales, porque todos nos nutrimos de esos clientes.

Cambiando esta perspectiva sobre la atracción de talento (clientes, proveedores…) cambiaremos los cimientos de nuestra cultura. Al final el equipo de Recursos Humanos no suele trabajar en el día a día con el equipo que ficha, por eso, ser un referrer de nuestra empresa hará que dentro de nuestro equipo esté el equipo que queremos. ¿A quién no le gusta tener en su equipo al más listo?

En septiembre ya comentaba brevemente en el post 3 lecciones de marketing que podemos aplicar a la atracción de talento digital la necesidad de tener Brand Lovers, referenciadores de nuestra empresa, pues hoy quiero ir un paso más allá e intentar poner la semilla. 

Los influencers no solo tienen que ser como el youtuber Rubius (muy en el ojo del huracán meses atrás, tema que daría para un post entero) o como Filip Custic (dio forma al segundo trabajo de Rosalía) y trabajar solo en Redes Sociales o plataformas digitales, su perfil ha evolucionado y ya son personas que consiguen trasladar el valor de una marca a una comunidad.

  

Cómo convertir al equipo en embajador de la compañía

Entonces, ¿cómo consigo convertir a los miembros de mi equipo en embajadores de mi empresa?

 

Uno para todos y todos para uno

Tenemos que cambiar el chip, lo comentaba en los primeros párrafos. Recursos Humanos ya no es un departamento que tiene el monopolio de las estrategias de talento. Ahora es la palanca para conseguir que el equipo se involucre en tener al mejor equipo. Como empresa tenemos que conseguir que los integrantes del equipo sean los primeros fans y se sientan importantes.

He venido a hablar de mi libro porque mola

El segundo punto para poder tener embajadores internos es tener un mensaje que transmitir. Si pensamos en las marcas pensamos en el producto que venden, en el mensaje que envían a su comunidad. Nosotros, como equipo, debemos tener claro cuál es nuestra propuesta de valor.

Como empresa debemos ser capaces de comunicar nuestros valores, centrarnos en lo que creemos para posicionarnos como referentes, crear un EVP (Employee Value Proposition) que sea nuestro mantra.

En un mismo equipo, seguramente, las percepciones sobre todo lo que sucede en el día a día sea diferente, pero los cimientos deben ser los mismos, por eso trabajar en crear una EVP (Employee Value Proposition) marcará la diferencia entre ser un conjunto de personas que van a una oficina a trabajar o ser un equipo que trabaja por un bien común.

No soy un bot

Compartir contenidos por parte de nuestro equipo hará que hagamos más humana nuestra propuesta de valor. Nos interesan las historias reales, con las que nos podemos identificar, no solo los mensajes unidireccionales y color de rosa.

No debemos ser un bot ni de puertas para fuera, ni de puertas para dentro. Tenemos que ser creativos y apoyarnos en nuestros propios empleados, para ello deberemos trabajar la comunicación y la participación del equipo. ¿Cómo?

Internamente

  • Genera conversaciones con todo el equipo, crea retos donde puedas compartir con el equipo la parte interna de tu empresa, por ejemplo ¿qué procesos de selección hay abiertos? ¿Qué clientes han entrado este trimestre? ¿Cómo pensamos mejorar el sistema de teletrabajo?
  • 100 tienen más ideas que 2.  Involúcrales y pide su opinión. 

 

Externamente

  • Genera conversaciones con tu equipo en tus Redes Sociales. Sigue a tu equipo, comparte el contenido relevante que ellos generan, dales notoriedad y ayúdales a crear su marca personal.
  • Crea contenido interesante, no solo contenido propio, posiciónate como un referente de tu sector.



Oh, Happy Day, Happy business

El estrés en el trabajo es inevitable, no existe un modelo de negocio o de cultura donde se elimine por completo. La cuerda siempre debe estar tensa, es parte del juego y de la emoción. Pero una cultura donde exista una red de apoyo, de meritocracia y de compañerismo aliviará esa tensión. 

La cultura mantiene la energía de los empleados, es la palanca que les carga las pilas en momentos más complicados y viceversa, ellos recargan la cultura cuando están al 100%.

Y lo más importante, nadie hace nada por algo en lo que no cree o no le gusta. Si nosotros como equipo invertimos en nosotros, el ROI será notable. 

Si alineas estos cuatro puntos, equipo, valores, comunicación y felicidad, crearás un equipo imparable.

 

Pin It