Tecnología al servicio del marketing digital

Ordenador y manos de dos personas
Autor: Óscar Casado

Hoy en día, ni el marketing ni la vida en general se entienden sin la tecnología. Y es que en poco tiempo hemos pasado de poder vender exclusivamente puerta por puerta, a poder vender de forma exclusivamente digital. O de enviar postales a enviar memes por nuestra app de mensajería instantánea. O de tener que trabajar en la oficina a poder teletrabajar. Este tsunami tecnológico hace que a veces nos cueste estar al día de las casi infinitas aplicaciones que existen. Por ello vamos a hacer un repaso por aquellas áreas donde la tecnología ha revolucionado más el marketing digital. 

 

Datos, datos… y más datos

El mundo de la tecnología nos ha descubierto cosas como que los datos son importantes. ¡Cómo no se nos había ocurrido hasta ahora! Porque datos tenemos desde hace siglos y siglos, pero ¿por qué ahora les hacemos más caso?

Porque, otra vez más, la tecnología nos permite almacenarlos y gestionarlos de manera masiva para obtener un rendimiento de ellos.

Una de las formas de jerarquizar todo el conocimiento al que hoy en día tenemos acceso es la llamada  “Pirámide del conocimiento”. Esta pirámide se compone de cuatro niveles, de los cuales los dos más básicos son:

  • Dato: una representación de un atributo.

  • Información: conjunto de datos procesados para agruparlos con un fin determinado.

Y es que no es lo mismo saber que Juan vive en Valladolid (dato) y compra leche entera (dato) que saber que en Valladolid los consumidores de leche compran en un 50% leche entera (información). Esta información es clave para optimizar el negocio, ya que permite adaptarnos a lo que observamos a nuestro alrededor, guiándonos por algo objetivo, que podemos medir.

Para esto la tecnología nos lo pone muy fácil. Tenemos nuevas formas de obtener datos y sitios más grandes donde guardarlos. Y tenemos herramientas que nos ayudan a procesarlos sin apenas esfuerzo, que profesionales con un perfil de Data Engineer o Big Data dominan a la perfección.

 

Supercomunicados

La comunicación instantánea es una de las consecuencias de la digitalización de nuestra sociedad. Precisamente esta capacidad de comunicación no presencial con cualquier persona en cualquier lugar del mundo es una de las razones fundamentales por las que nació el marketing digital. Ya no es necesario ir a la puerta del cliente a vender, o que el cliente visite una tienda física. Puedes atraerlo mediante la tecnología hacia donde tú quieras para que contrate tu producto o servicio.

Aunque el ejemplo de las aplicaciones de comunicación personal e inmediata (mail, SMS, WhatsApp…) resulta quizás el más común de todos, la telefonía sobre IP es otra de las tecnologías que en marketing digital ayuda más a contactar con clientes. Por hacer una analogía con el correo, no deja de ser lo mismo, pero siendo esta una comunicación síncrona (con los dos extremos pendientes de la conversación a la vez).

La telefonía sobre IP nos da grandes ventajas frente a la telefonía convencional. Nos permite cosas como:

  • Tener infinidad de números de teléfono diferentes (DDIs) sin requerir instalación de líneas adicionales.

  • Un número ilimitado de conversaciones simultáneas al depender únicamente de la conexión a Internet

  • Mayor calidad de la llamada.

Antaño para estas y otras cosas tendríamos que tener toda la oficina llena de cables de cobre. Pero hoy algunas de esas cosas están al alcance de un clic. 

La tecnología de la automatización

Por último, no deberíamos dejar de mencionar que la tecnología se ha convertido en la pieza angular de muchas empresas, empujando poco a poco a las tareas analógicas hacia un rincón. Muchos a veces nos preguntamos: ¿y esto es bueno?

Antiguamente, muchos de nuestros esfuerzos se centraban en tareas rutinarias que poco o nada aportaban al avance de los negocios. Más bien al revés. Con cada nueva área de negocio, nuevas tareas manuales repetitivas surgían para poder realizar todo el proceso que ese área exigía. La palabra papeleo no surgió de la nada.

Ahora todas estas tareas manuales se han ido perdiendo en favor de programas, que las automatizan. Se acabó el estar pendiente de si un usuario hace clic en una web para enviarle un email o hacer estudios de mercado para sacar estadísticas de uso de RRSS cuando tú mismo puedes medir ese tráfico en tus webs. Esto nos deja tiempo para lo más importante: qué podemos hacer para avanzar como negocio. Porque de lo que se trata es de hacer siempre las cosas mejor y saber hacia dónde queremos ir.

 

La tecnología en nuestro ADN

En Bysidecar apostamos por la tecnología para optimizar nuestras estrategias de marketing y ventas. Está en nuestro ADN la optimización continua, y es esa tecnología propia la que nos permite conseguirlo. Nos aprovechamos de ella para obtener información que antes era una quimera obtener, para llegar a sitios que antes tardaríamos días en llegar o para ayudarnos en tareas que antes se acumulaban en forma de papel sobre las mesas. 

Una de las cosas a las que más ayuda la tecnología a Bysidecar es a tener trazabilidad desde que un usuario hace clic en un anuncio, hasta que se convierte en venta. Todo ese proceso, con la ayuda de frontends, backends, herramientas, bases de datos, analítica… nos aporta la información que necesitamos para estar en constante aprendizaje y poder anticiparnos a lo que nuestros clientes nos demandan.

 

Estamos comprometidos con la tecnología más puntera y la mimamos todos los días para extraer lo mejor de ella. Lo llevamos en el ADN y es que el marketing digital sin tecnología no sería digital.

 

Pin It