¿Por qué necesitas consultoría CRO?

Autor: Bysidecar

Seguro que has escuchado muchos casos de éxito sobre conversión online. Todos ellos hablan de cómo han logrado duplicar el volumen de ventas, optimizar los CPAs (costes por adquisición), disminuir carritos abandonados o fidelizar a clientes. Porque, ¿a qué director de marketing, departamento comercial o empresa en general no le gustaría vender más?

Las bondades de la publicidad online, la capacidad de obtener y medir resultados en tiempo real, facilita la toma de decisiones en cuanto a cómo repartir la inversión en compra de medios. Pero, ¿qué ocurre cuando esa inversión ya no es rentable porque, pese a los esfuerzos de optimización y de seguir ejerciendo presión en la captación de tráfico, los CPAs se disparan? Ese es el momento de pensar en una consultoría CRO.

¿Por qué necesitas una consultoría CRO?

Si las inversiones que realizan en el canal online no están consiguiendo el retorno esperado y ya no sabes cómo optimizar tus campañas, necesitas una consultoría CRO. A veces cuando las empresas intentan implementar estrategias de CRO in-house, están tan alienadas con el ritmo del día a día que no son capaces de analizar las necesidades del usuario de forma objetiva. Los consultores CRO utilizan la analítica para medir todo el embudo de conversión y ponen en marcha los ajustes necesarios para disminuir la tasa de abandono y mejorar la conversión. 

En la etapa de consultoría, se realiza un estudio del negocio del cliente: objetivos, benchmarking, activos digitales, campañas, buyer personas. Se trata de realizar una inmersión en el negocio para detectar problemas y necesidades para aportarles solución. Los consultores CRO van más allá de las tácticas simples del día a día y tener un conocimiento profundo de la psicología del usuario. De este modo es posible implementar cambios dentro de todo el proceso de compra que realmente mejoren la experiencia del usuario y aumenten las tasas de conversión. 

 

 

 

 

Metodología CRO

La visión de la metodología CRO se aleja del enfoque tradicional de problema/solución y se centra en entender los diferentes factores que llevan a un usuario a continuar o abandonar nuestro funnel de ventas. Con la ayuda de los datos, los expertos en CRO son capaces de formular hipótesis que permiten optimizar la conversión. Dichas hipótesis son testadas y en función de los resultados se implementan planes de acción acordes con los datos obtenidos. 

¿Cómo se implementa esta metodología?

La metodología CRO se basa principalmente en aplicar los principios de diseño, prototipar y probar. Uno de los mayores problemas con la ejecución de las pruebas, es saber qué tecla tocar, qué mejora implementar y si ha funcionado o no. Para ello es necesario implementar un entorno analítico que controle todos los pasos del funnel.

Veámoslo con un ejemplo práctico:

Si tu empresa adolece de carritos de compra abandonados ¿qué deberías cambiar? Probablemente pienses en cambiar a un diseño más atractivo, o en condensar el proceso de pago en una sola página, o eliminar el menú de navegación, o en añadir otros métodos de pago; o quizás barajes la opción de pago como invitado. Pero ¿qué cantidad de tráfico necesitas para probar todas las variantes? Hagamos números.

Supongamos que generas 50 visitas al carrito de compra al día. Esto significa que, como mucho, podrás enviar 10 visitas a cada variante. Dado que, por lo general, se requieren entre 500-1.000 vistas para probar cualquier variante con un grado de confianza alto, tardarás entre 50 y 100 días en  probar una sola de las variantes, esto hace que se necesiten casi un año en probar todas las variantes para mejorar las conversiones de una sola página. Con la ayuda de una consultoría CRO, gracias a la experiencia tratando casos similares, se priorizarán las pruebas que tengan un impacto significante en la tasa de conversión. El resultado es un ahorro masivo, en un plazo de tiempo más reducido y mejores tasas de conversión.

CRO y el modelo End-to-end 

La  metodología CRO se caracteriza por su alta especialización. Es decir, requiere de equipos multidisciplinares y coordinados: diseño de experiencia, estrategia de contenidos, performance y analítica avanzada entre otros. Estas habilidades no son fáciles de localizar ni de coordinar, más aún cuando están en proveedores diferentes. El éxito está en integrar todas las disciplinas en un proceso end-to-end en el que todos los departamentos tengan acceso y capacidad de análisis sobre los datos.

A menudo nos encontramos a responsables de marketing dedicando su tiempo a poner de acuerdo a un ejército de planificadores de medios, creativos, maquetadores, diseñadores, redactores y soportes. Cada uno de ellos con sus requisitos propios de tecnología (CMS y plataformas de comercio electrónico...). Con la información tan fragmentada no es difícil imaginar por qué su embudo de compra se ha vuelto un laberinto de entrada y salida en el que no hay forma de extraer insights ni de implementar cambios operativamente. 

Por ese motivo, desde BySidecar apostamos por un modelo End-to-end en el que los equipos implicados en el funnel de conversión trabajan coordinados. De esta forma somos capaces de optimizar desde las etapas más iniciales como la captación de tráfico, hasta el cierre de una venta. 

 

 

Guía CRO

En definitiva, CRO es una metodología para mejorar el negocio en general. La consultoría CRO interactúa con diferentes aspectos del negocio y lo alinea con los objetivos de conversión. No se trata de invertir más para vender más, sino de sacar la máxima rentabilidad a todos los canales de venta.

Pin It