Qué son los NFT: características de este negocio digital

Flecha de ratón
Autor: Lucía Cortizas

Si hace ya un tiempo que escuchas hablar sobre los NFT y no tienes claro de qué se trata, intentaremos aclarar en este post qué hace que este token no fungible esté desatando una revolución en el ecosistema digital.

 

¿Qué son los NFT?

El primer paso para entender cómo funcionan estos “productos” digitales es aclarar su definición: los NFT o Non Fungible Tokens son activos digitales únicos, que no admiten réplica o modificación, cuya autenticidad está probada y cuya trazabilidad de compra y venta está recogida en un contrato inteligente (Smart Contract). 

 Permiten adquirir la propiedad completa y única de un bien que, generalmente, solo existe en internet: una imagen, un gif, un diseño, un vídeo… ¡Incluso un tuit!  

 

¿Qué podemos considerar un NFT?

Lo interesante del mercado NFT es que es infinito. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cualquier contenido digital es susceptible de convertirse en un NFT.  ¿Cómo? Gracias a la tecnología blockchain es posible el almacenamiento de datos acerca del autor, origen, trazabilidad o recorrido del archivo, las transacciones que se han realizado con él…De esta forma es posible garantizar la autenticidad y unicidad de los activos y otorgarles ese valor que les da a los NFT

Por lo tanto, pese a ser un término muy ligado al mundo del arte y videojuegos, esta forma de negocio digital puede existir allá donde la imaginemos, siempre que haya compradores dispuestos. 

 

 

¿Qué características tienen estos activos NFT?

Una de las principales características de los NFT es, como decíamos, su carácter digital. Se trata de bienes o contenido que permanece en el entorno digital. Es decir, resumido a su mínima y más básica expresión, se trata de un archivo alojado en un servidor. 

 Cuenta además con otras particularidades:

  • Unicidad: pueden existir copias infinitas de estos activos, y muy fácilmente idénticas al tratarse de archivos digitales, sin embargo, solo una persona será poseedora del original cuya autenticidad podrá probar gracias a la tecnología blockchain. Resulta sencillo realizar una analogía, en este sentido, respecto a las obras de arte físicas: La Noche Estrellada de Van Gogh habrá sido reproducida miles de veces en todo el mundo y en diferentes formatos, pero el valor radica en el original probado de la obra, la versión única e irreproducible del cuadro del pintor. 

 

  • Indivisible: en ocasiones los NFT se relacionan de forma errónea con divisas digitales como las criptomonedas. Por este motivo se les asocia la capacidad de dividir su valor, como si en el caso de los euros hablásemos de céntimos. En cambio, los NFT tienen un valor como activo completo, no es posible dividirlos. 

 

  • Inalterable: parte del valor de este tipo de activo digital viene dado por los datos que lo acompañan y certifican su autenticidad, compras y ventas anteriores, autor… Por este motivo, debe tratarse de datos verídicos, no manipulados, lo cual es posible gracias a, además de la tecnología blockchain, los contratos inteligentes (Smart Contract) que impiden la destrucción, réplica o cambio de la información. 

 

  • Posesión completa: cuando se adquiere un NFT, la propiedad de ese bien pasa a ser completamente del comprador. Es decir, a diferencia de otros bienes como un disco de música o una película, en la transacción no adquieres la licencia para disfrutar de ellos, sino su propiedad.  

 

  • Verificable: así como hablamos de el carácter inalterable de los NFT, también podemos destacar la posibilidad de verificar cada movimiento que se realiza con este activo, a través de la cadena de bloques (blockchain) ya mencionada. Otro aspecto que lo diferencia de otros bienes tangibles para los cuales no disponemos de un historial de compras y ventas.

 

¿Cómo comprar NFT?

Cualquiera puede comprar NFT, pero no de cualquier modo, ya que la transacción no puede realizarse empleando divisas tradicionales como el euro o el dólar. El primer paso para la compra de un NFT (Token No Fungible) es la compra de otro tipo de tokens, una criptomoneda similar a los Bitcoin, los Ether (ETH), que se emplearán como medio de pago. Una vez tengas tu wallet para operar en Ethereum podrás acceder a los múltiples mercados de NFT que encontrarás en la red. Algunos ejemplos de estos mercados de NFT son: OpenSea, SuperRare, Sorare o Nifty Gateway.

 

¿Qué diferencia hay entre los NFT y las criptomonedas?

Ahora que conoces un poco más acerca de los NFT, sabrás que estos tokens no comparten muchas de sus características con las más extendidas criptomonedas. Algunas de sus diferencias son:  

  • Los NFT no están creados con la intención de funcionar como método de pago o dinero. 

 

  • Los NFT, como su propio nombre indica, son no fungibles, lo que significa que son insustituibles por otro token del mismo valor, porque son únicos. En cambio, las criptomonedas son fungibles, es decir, 5 Bitcoins valen lo mismo que otros 5 Bitcoins.

 

  • Los NFT no se pueden dividir, al contrario de lo que pasa con las criptomonedas. La venta de un NFT debe ser completa, no puede venderse una porción del mismo. 

Sin embargo, no todo son diferencias, algo que comparten los NFT y las criptomonedas en la tecnología blockchain que las respalda. Una base de datos compuesta por una red de ordenadores descentralizada y asegurada con criptografía en la que se registran todas las operaciones realizadas con los tokens. 

 

Conociendo las particularidades de estos activos digitales, ¿te animas a adentrarte en el mercado de los NFT?

Pin It