Judit Cabana: “Nadie duda de que hay que sumarse al tsunami de la transformación digital, no luchar contra él”

Autor: Bysidecar

La creciente apuesta de las empresas por la digitalización, el cambio del mercado laboral hacia un modelo de constante reinvención, la necesidad de aunar talento y financiación y la innegable necesidad de sumarse a la transformación digital fueron algunos de los puntos que la responsable de Integrated Marketing en BySidecar, Judit Cabana, puso sobre la mesa en el I Foro Internacional sobre Transformación Digital, organizado por el Club Financiero Atlántico en A Coruña.

Cabana participó en un debate sobre ‘El papel de los clubes en la sociedad y la importancia de la transformación digital’, en el que estuvo acompañada por Emilio del Prado, presidente de la iniciativa Data Economy; Graciela Garrido, subdirectora general Econet España; Jesús Echarri, fundador y CEO de Improving Metrics; Miguel Silva-Constenla, presidente del Spanish Business Council; y Venancio Salcines, socio fundador de Escuela de Finanzas.

En el transcurso de este debate se abordaron diversas cuestiones sobre la situación que viven las empresas y los trabajadores en España hoy en día, como la capacidad de las nuevas iniciativas tecnológicas de obtener apoyo financiero, la generación de talento digital y su exportación o la destrucción y generación de empleos a raíz de la transformación digital. En este contexto, Cabana aportó una visión “positiva y optimista”, destacando que desde BySidecar se aprecia “una evolución en las empresas y en las personas”, un cambio que se traduce en que las compañías y sus trabajadores son de manera creciente “mucho más conscientes” de la necesidad de apostar por la implementación de nuevas tecnologías y por la formación constante.

Cambio de paradigma

En este sentido, la responsable de Integrated Marketing de BySidecar desechó las visiones más negativas que se expusieron en el debate, como la ofrecida por Venancio Salcines, que dijo que “el mundo va muy rápido y no todo el mundo aguanta esa rapidez”, al tiempo que aseguró que “la tecnología es un paradigma y hay quien la ve y hay quien no la ve”. No verla, afirmó Cabana, “sería negar una realidad”. “A día de hoy nadie duda de que hay que sumarse al tsunami de la transformación digital, no luchar contra él”, subrayó.

Reconoció, no obstante, que “aún queda mucho por hacer”, pero también puso sobre la mesa la existencia de “empresas que lo están haciendo muy bien” y la necesidad de ser conscientes de estos casos de éxito, “de mirar hacia las referencias que hay en otros lugares e inspirarnos en modelos que ya sabemos que están funcionando”.

Reinvención laboral

Sobre el cambio de forma de entender las relaciones laborales entre empresa y empleado y el propio puesto de trabajo, incidió en el “modelo de reinvención” que se está implementando, imprescindible para adaptarse a las nuevas circunstancias, “tan demandantes” y “de cambio constante”, y a la necesidad de “estar al día”. “La clave es la reinvención y ser conscientes de que no vamos a volver a los modelos del pasado”, subrayó Cabana.

En este contexto de transformación e innovación, Judit Cabana expuso la realidad a la que se enfrentan muchas empresas en las que “hay mucho conocimiento, mucho talento, muchos técnicos, pero falta esa visión global, esa visión estratégica que impide que se consoliden muchos proyectos”. Demandó la necesidad de combinar no sólo el talento creativo con el tecnológico, sino también con el empresarial, para que las compañías sean capaces de llevar a cabo con éxito sus iniciativas y evitar que la innovación se quede por el camino.

Sumándose al cambio

En el debate se contrapusieron visiones optimistas y pesimistas sobre la situación de España en cuanto a talento digital y así Miguel Silva aseguró que mientras desde dentro hay una perspectiva negativa, “desde fuera las cosas se ven mucho mejor” y se mostró rotundo al afirmar que “estamos totalmente preparados para el cambio”. “Nos falta vendernos”, admitió, en lo que coincidió Echarri al hablar de los emprendedores gallegos: “Nos vendemos peor que otros, pero no quiere decir que lo hagamos peor, porque aquí tenemos mucho potencial tecnológico”.

El fundador de Improving Metrics aseguró también que, pese a la incertidumbre que genera, con la transformación digital “vamos a ver florecer nuevas oportunidades”. Algo en lo que convino con Del Prado, que habló de la creación de actividad económica y de empleo fruto del desarrollo del uso de datos. Pero no todo va a ser trabajo, añadió Silva, que afirmó que gracias a las oportunidades generadas por la tecnología “todo va a cambiar para bien, de hecho vamos a tener más tiempo libre”.

Una visión, pues, muy optimista frente al recordatorio, por parte de Garrido, de que en un mundo dividido entre los que son nativos digitales y los que no, “hay una parte que ya se ha quedado atrás” y “quien no se adapta al final desaparece”.

Como cierre del debate, Del Prado puntualizó que “el cambio no es sólo digital, no va de que seamos nativos digitales o no, ni tampoco de tecnología, va de que seamos capaces de adaptarnos al cambio”, sea este el que sea.

Pin It