Claves para mejorar tu conversión con una estrategia de remarketing

mejorar tu conversión con una estrategia de remarketing
Autor: Laura Casal Tizado

Una de las estrategias más efectivas a la hora de mejorar nuestra conversión online es la utilización de campañas de remarketing. Esta técnica nos permite seguir nutriendo a los visitantes de nuestra página web mostrándoles anuncios cuando navegan por Internet o visitan alguna red social. No consiste en llegar a nuevos usuarios, sino en reconectar con gente que ya conoce nuestra marca, impactándolos con anuncios cada vez más personalizados para animarlos a avanzar en nuestro embudo de marketing.

Con una buena estrategia podemos conseguir repescar a aquellas personas que se quedaron por el camino y no completaron un proceso en nuestro sitio web, mejorando nuestra tasa de conversión y nuestro ROI, ya que no gastaremos tiempo y recursos en captar nuevos leads, sino que optimizaremos los ya captados, ayudándolos a avanzar por nuestro funnel.

Consejos para diseñar una buena campaña de remarketing

Una vez que tenemos a nuestros usuarios identificados a través de las cookies que nos informan sobre sus hábitos de navegación, toca diseñar nuestra estrategia de re-impacto. Uno de los primeros pasos es trabajar bien la segmentación de los usuarios identificados para no perder oportunidades. Podemos segmentar nuestra audiencia dependiendo de qué tipo de acción hayan realizado en nuestra web o del producto que hayan consultado en la tienda.

En primer lugar, debemos distinguir los dos tipos principales de remarketing con los que contamos: el remarketing estático y el remarketing dinámico. Se diferencian en que, mientras el estático muestra un modelo fijo, con el remarketing dinámico podemos mostrar anuncios personalizados a cada usuario, basándonos, por ejemplo, en los productos que ha estado consultando. Es decir, que si ha estado buscando camisas hawaianas, podemos mostrarle nuestros últimos modelos vintage.

Para organizar nuestra captación debemos tener en cuenta estos consejos:

  • Haz varias listas diferentes y listas específicas con las que poder segmentar la audiencia lo máximo posible. La clave es la personalización. Por ejemplo, podemos hacer una lista con los usuarios que hayan completado una compra para tener contacto con nuestros ya clientes, ofrecerles descuentos, novedades… Es importante tener en cuenta el punto del funnel en el que se encuentra cada usuario y adaptar nuestro mensaje para animarlos a avanzar hacia la conversión.
  • Regula la frecuencia con la que aparecen tus anuncios. Queremos captar usuarios, pero no bombardearlos ni aburrirlos. Tener en cuenta el número de impactos máximos al día y el tiempo entre cada uno será clave para que nuestra estrategia funcione. Alrededor de 4-6 impresiones diarias por usuario es más que suficiente.
  • Mide y corrige. Utiliza herramientas de análisis y test A/B o MVT para ver qué anuncios funcionan mejor y cómo de eficaz está siendo tu campaña para poder limar errores.
  • Ofrece contenido personalizado. Una estrategia de lead nurturing puede ser la clave de nuestro negocio online. Estudia a tu audiencia y ofrécele lo que necesita y lo que le interesa. Adapta el mensaje.
  • Crea anuncios atractivos e impactantes. El diseño de los banners es clave a la hora de llamar la atención.

¿Cómo nos ayuda a mejorar la conversión?

Una estrategia de remarketing puede ser nuestra mejor aliada a la hora de captar usuarios perdidos y convertirlos en clientes. No gastamos nuestros recursos en captar nuevos usuarios, sino que mejoramos el contacto con los que ya nos conocen e intentamos que avancen por nuestro funnel. Lo positivo de este tipo de estrategias es que son mucho más efectivas que otro tipo de campañas de captación, y creamos una mejor relación con nuestros potenciales clientes.

Se trata de optimizar la cualificación de las visitas, trabajar nuestra relación y contacto con los usuarios y segmentar y personalizar los contenidos que ofrecemos para hacerlos atractivos. Gracias a la capacidad de segmentación de las herramientas de remarketing, los anuncios llegan a las personas adecuadas en el momento adecuado.

Por ejemplo, impactando a usuarios que han abandonado un proceso de la compra volviéndolos a meter en el funnel. En definitiva: aprovechar la información y los usuarios con los que ya contamos para impactarlos de una manera más eficaz y generar una mayor tasa de conversión.

¿Cuáles son las plataformas en las que podemos hacer remarketing?

A la hora de diseñar nuestra estrategia de remarketing o retargeting, existen varias plataformas a las que podemos recurrir y que nos facilitarán nuestro trabajo:

  • Google Adwords: es la plataforma más accesible para realizar una campaña de remarketing. Nos permite hacer remarketing en la red de display, publicidad en vídeo en YouTube y en las búsquedas del propio Google (o combinarlos).
  • Remarketing en buscadores: utilizaremos palabras claves asociadas a nuestros servicios para mostrar anuncios cuando nuestros usuarios realicen alguna búsqueda relacionada.
  • Ad Servers: son servidores de anuncios con un software propio que se ocupan de gestionar su publicación en sitios web. Cuando nuestro usuario entre a un sitio, el ad server buscará el ID en su base de datos para comprobar si forma parte de algún grupo segmentado para encontrar en el CDN el anuncio concreto que debe mostrarle. Además, tienen su propio sistema de analítica y medición.
  • Social Ads: Las principales redes sociales ofrecen a los anunciantes opciones para configurar campañas de remarketing. Cada red: Facebook, Instagram, Twitter y Linkedin proporciona al usuario su propio pixel para implementar en la web. De este modo podemos impactar a nuestras visitas en entornos online diferentes donde el usuario puede estar más propenso a la compra; además de poder elegir la red social más acorde con nuestro público objetivo.
  • Email retargeting: consiste en enviar comunicaciones a través de los correos que tenemos en nuestra base de datos, que ya hayan tenido contacto con nuestra web. Podemos enviar contenidos o productos relacionados con los que haya consultado, recordatorios del carrito de la compra o descuentos. Por ejemplo, si alguien ha comprado un Smartphone, podemos enviarle las últimas ofertas en fundas de ese modelo. Los resultados son incontestables: los porcentajes de conversión de campañas de email retargeting pueden superar el 40%.
  • CRM remarketing: te permite mostrarles anuncios a tus leads ya captados mediante sus correos electrónicos. El CRM localiza esos correos mientras navegan y les va mostrando anuncios personalizados. Es muy eficaz porque centra sus esfuerzos en usuarios que es más probable que tengan una intención real de compra, que ya han cubierto algún formulario o registro, de los que ya tenemos información más precisa.

Lo tenemos claro: el remarketing es la herramienta definitiva para mejorar la tasa de conversión de tu negocio online. Te damos las claves para que diseñes tu nueva estrategia, ahora sólo queda evaluar tus necesidades y posibilidades e incorporar estos tips. Se trata de no perder ninguna oportunidad de negocio, de ahorrar esfuerzos en captar nuevos clientes y optimizar los que ya han entrado en contacto con nuestra marca. No queremos llegar a un montón de usuarios que no estén realmente interesados en nuestros productos o servicios, sino que queremos impactar a aquellos que sí tienen una intención de compra o, al menos, ya nos conocen. De esta manera mejoraremos la estructura de nuestro funnel de ventas y seremos capaces de enriquecer nuestras bases de datos y poder ofrecer a nuestros potenciales clientes el contenido que necesitan y adaptar nuestros anuncios y mensajes haciéndolos más efectivos.

descarga guia

Pin It