Actions on Google y Alexa Skills: El camino más corto de las marcas a los hogares

Autor: Lui Costas

Primero Google y después Amazon han lanzado este año sus asistentes de voz en español. Y los dos disponen de plataformas que abren la puerta a las marcas a interactuar directamente con sus usuarios. ¿Todavía no has explorado Actions on Google o Alexa Skills? Un 44% de las personas que usan un altavoz inteligente lo hace para comprar. 

Si algo demuestra cómo los asistentes de voz están cambiando nuestras vidas y los hábitos de compra de los consumidores es cómo ha sido el estreno de Alexa en español. El asistente de voz de Amazon irrumpió hace un mes en el mercado de lengua hispana, un entorno en el que Google opera desde enero.

El catálogo de servicios de aplicaciones de empresas del asistente de voz de la empresa de Jeff Bezos (skills) no tiene nada que envidiar al de Google. Sólo en la última semana ha incorporado 36 nuevas. Iberia es una de ellas.

Un empujón a la retailarity

Los asistentes de voz, auxiliados por los altavoces inteligentes o los wearables, han acelerado la retailarity, una nueva tendencia creciente en la que la experiencia de compra no tiene límites entre on y off.

Cualquier entorno o dispositivo o superficie mejorados con tecnologías como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático son un posible punto de contacto y venta personalizado. En síntesis, retailarity es el fin absoluto (al menos de momento) de las fronteras entre los canales de venta; un paso más allá de la onmicanalidad que abre un mundo de posibilidades.

Altavoces inteligentes y tiendas online

La interacción por voz nos permite pedir una pizza, conocer el saldo de la cuenta bancaria, saber si hay tráfico, jugar o reservar mesa en un restaurante con los ojos cerrados, sin manos, sin mirar el móvil. Y así es como las empresas tienen hoy más que nunca la oportunidad de entrar en los hogares, de sentar a sus clientes en el diván, de escuchar sus necesidades y satisfacerlas.

Según Google, el 44% de los usuarios de altavoces activados por voz los usan para comprar. ¿Cuántas listas mentales de recados haces cuando vas al volante? ¿Paseando al perro? ¿En la ducha? ¿Haciendo la cena? ¿En el gimnasio?

 ¿Qué tipo de acciones puedes integrar?

 Google lanzó en España el pasado mes de abril Actions on Google, la plataforma de desarrollo para integrar interacciones en su asistente de voz. Con una apariencia sencilla y tutoriales, Actions on Google facilita la creación de tu aplicación y las consultas a las que asociar tu servicio.

Alexa se estrenó en octubre con unas funcionalidades muy similares, pero las interacciones se llaman en este caso skills. A través de su web puedes explorar el skills kit, que como Actions on Google, permite incorporar al catálogo la skill de tu servicio.

Actions on Google y Alexa Skills Kit integran distintos tipos de acciones para el asistente de voz, como realizar compras, jugar, aprender idiomas o leer noticias. También, controlar dispositivos de Internet de las cosas o hablar con los usuarios de los asistentes a través de acciones conversacionales.

De grandes marcas a pequeñas instituciones

Las listas de acciones disponibles en los asistentes de voz demuestran que cada vez más empresas e instituciones son conscientes del enorme potencial de la interacción por voz. Uno de los sectores más presentes en español es el de medios de comunicación, aunque empresas de telefonía, de alimentación, cadenas de restaurantes, bancos o tiendas que ya interactúan directamente con usuarios de Google y Amazon.

Incluso servicios de transporte, como Metro de Madrid; gobiernos o comunidades y territorios, como Gales o Luarca, tienen sus propias aplicaciones.

Crear tu interacción en el asistente de Google o Amazon, implica que igual que te has acostumbrado a seguir una estrategia SEO, debes crear las consignas (intenciones) que más se adapten al lenguaje del usuario.

Mide y rectifica si no funciona

Tanto la plataforma de Google como la de Amazon se encargarán de recordártelo si la pruebas. Es tan sencillo (y tan complejo) como pensar que quien antes tecleaba en los buscadores “pizza en Cuenca” puede decir ahora “Ok Google: hoy no quiero cocinar” para conseguir sugerencias.

En todo caso, si no has centrado bien el tiro, tendrás posibilidad de mejorar porque las dos plataformas permiten testar los resultados y conseguir feedback de los clientes. Ya sabes cuál es nuestra máxima: Lo que no se puede medir, no se puede mejorar. En este caso ambas cosas son sencillas. ¿Te atreves a probar?

 

Pin It