¿Qué es una Data Driven Company?

Los datos están de moda, son tendencia, molan. Si preguntas a cualquier directivo si sus decisiones se basan en datos, seguramente te contestará que sí (¿qué te va a decir?¿que se guía por su intuición?😬), pero para afirmar que trabajas en una Data Driven Company no basta con revisar un reporte trimestral al planificar la próxima estrategia. Una Data Driven Company es una empresa que utiliza Data Science como estrategia central de su negocio.

Características de una empresa Data Driven

En este tipo de compañías, los datos forman parte de la cultura de empresa. No solo tienen procesos basados en la medición de resultados, también fomentan la curiosidad de sus empleados e invitan a buscar nuevas formas de explotar la información de la que dispone la empresa.

Normalmente apuestan por jerarquías horizontales en la que empleados y directiva están en contacto continuo. De este modo, se tiene en cuenta el punto de vista de toda la plantilla y se consigue una visión global del negocio. La mayoría de las Data Driven trabajan en base a objetivos y evalúan a sus empleados del mismo modo; basándose en los resultados de su trabajo.

Por supuesto, las Data Driven apuestan por la última tecnología de análisis y medición de datos. De esta forma son capaces de optimizar sus recursos, detectar tendencias de mercado y tomar decisiones de forma mucho más rápida que una empresa tradicional. Es común en estas empresas plantearse las decisiones como si fueran problemas científicos que deben ser resueltos con la ayuda de los datos. Estas compañías no se limitan a seguir las tendencias, las crean.

Big Data y Data Driven: ¿cuál es la relación?

Antes de adentrarnos más a fondo en el mundo de las Data Driven Companies debemos reflexionar sobre el auge del Big Data. Cuando pensamos en Big Data nos imaginamos un montón de datos sin procesar en una especie de limbo, pero es mucho más que el volumen de datos generados por una empresa.

Para entender por qué el Big Data está pegando tan fuerte en el mundo empresarial debemos pensar en que el coste de almacenar datos ha disminuido de forma radical en los últimos años. Ahora mismo, cualquier empresa puede acumular grandes cantidades de datos a un precio muy asequible, cosa que hace 20 años era impensable.

Pero la verdadera razón por la que el Big Data es una de las mayores tendencias del momento es por el aumento de nuestra capacidad de análisis. Gracias a los avances tecnológicos actuales ahora somos capaces de extraer insights de esos datos y darles una utilidad real. Es decir, la capacidad de las empresas de darle valor a los datos ha crecido casi tanto como su capacidad de almacenamiento. Sin esta tecnología, las empresas Data Driven serían cosa de ciencia ficción.

Pero, ¿cómo afecta esta tendencia al mundo del márketing?

Según un estudio de McKinsey Global Institute las empresas Data Driven tienen 23 veces más posibilidades de adquirir nuevos clientes y 6 veces más posibilidades de retenerlos. Como profesionales del márketing y las ventas, debemos ser conscientes del poder de los datos para los resultados de nuestras campañas pero también, asesorar a nuestros clientes en el uso de su propia data.

Las agencias especializadas en conversión sabemos que la única forma de optimizar nuestro conversion rate es haciendo un buen uso de la información de la que disponemos y extrayendo insights. Pero los datos no solo son importantes a la hora de cerrar una venta, también nos ayudan a ofrecer una atención al cliente excelente y a mejorar el branding de una compañía. Bien usados, los datos pueden ser nuestro mapa de ruta para tomar decisiones estratégicas.

La evolución de las Data Driven Companies

Google, Facebook, Uber o Amazon son algunos de los ejemplos de empresa Data Driven más conocidos, pero no es necesario ser un gigante tecnológico para sumarse a esta filosofía. Hay empresas que nacen con la filosofía Data Driven debajo del brazo pero, muchas otras pasan por diferentes etapas antes de convertirse a esta tendencia.

Para abordar este tema vamos a tomar como referencia los estudios de Christopher S. Penn sobre la evolución de las Data Driven Companies. Según Penn, existen 5 etapas en las que se puede encontrar una empresa respecto a los datos: Resistencia, consciencia, análisis, comprensión, y finalmente “ Data Driven”.

data driven

· Las empresas Data Resistant son reticentes al cambio. Creen que las cosas las van bien sin necesidad de evolucionar.

· Las empresas Data Aware son conscientes del valor de los datos pero están centradas en la recolección de los mismos, no los tratan correctamente y no saben cómo extraer su valor.

· Las empresas Data Guided analizan lo que les dicen los datos y extraen conclusiones. Es decir, aprenden de sus errores y mejoran procesos.

· Las empresas Data Savvy prestan atención a los datos de forma estratégica. Se centran en descubrir el porqué de estos datos. Son capaces de extraer insights.

· Las empresas Data Driven no solo analizan datos y extraen insights, son capaces de contestar a la pregunta: ¿qué viene después?

 

El primer paso para convertirse en una empresa Data Driven es detectar en qué estadio se encuentra tu compañía. El segundo paso es analizar qué tecnologías y equipo humano necesitas para dar el siguiente paso. ¿Crees que podrás afrontar este reto?

Pin It